martes, 7 de febrero de 2006

VERSIONES DE LOS VALLEKURROS(V): JAVI PRIETO

Cuando preparabamos el Cretino 14: especial IDIOTAS Javi Prieto se puso en contacto conmigo porque quería hacerme una entrevista para el número. Que casualidad, una entrevista para el especial IDIOTA. Sin embargo, la entrevista lejos de ahondar en las típicas cuestiones que se le plantean a un dibujante (qué comics lees, cuales son tus influencias, desde cuándo dibujas...) se convirtió en una inmersión en la vida no contada de los vallekurros. Planteándome cuestiones que nisiquiera yo me había planteado sobre las andanzas y correrías de esos tres trufas como si el Irra fuma ducados o si el Trujas no tiene pelas para camisetas nuevas.
Acompañó el cuestionario con una introducción muy alagadora hacia mi trabajo, que aún me saca los colores, incluso se atrevió a decirme que poseo una ironía digna de un gallego, que viniendo de Prieto es todo un honor, y esa ilustración sorpresa que no esperaba donde los vallekurros se codean en pleno botellón con "Los colegas del barrio", personajes de Javi Prieto que fueron protagonistas de una Historieta en el Cretino#9:especial Bares.
Es todo un placer que alguien te comente que le gusta lo que dibujas, supongo que al fin y al cabo dibujamos para que guste lo que hacemos, pero cuando te lo comenta una persona a la que a la vez tu admiras, el placer es doble.
Javi Prieto es un excelente dibujante y posee una narrativa cinematográfica digna de cualquier director de élite.
Si sales de copas por La Coruña facilmente te encontraras con sus característicos dibujos tras la barra de un bar o abriéndote amablemente la puerta del servicio. Toda una ruta artístico-alcohólico-gastronómica que no entiendo como no la incluyen en sus programas los tour-operadores.

2 comentarios:

Marnofler dijo...

Tengo que decir que la versión de los vallekurros de Javi es la que más me gusta (tras el original, claro) sólo que a estos vaquillas, el Trujas y el Ozeluí, más que haciendo las trastadas de las aventuras vallekurras los veo frecuentando el furgón de la metadona...

javierre dijo...

JAjaja.
¿metadona para que? ¿para desengancharse del pajerio?
Una cosa que me mola de los vallekurros de Prieto es que es el único que los ha dibujado con diferentes alturas, y lo cierto es que más o menos acierta y se aproxima a los vallekurros de carne y hueso en los que me inspiré para pasarlos a papel. Quizá el trujas un poco demasiado alto.