lunes, 29 de mayo de 2006

Que casualidad!

Buceando por la hemeroteca me he encontrado con esta noticia:
Unos encapuchados antiincineradora apedrean la junta Vallecana, dice el PP (VICENTE G. OLAYA - Madrid, EL PAÍS - Madrid - 13-02-1996)
Me ha hecho gracia porque me ha recordado a la historieta de los vallekurros que os pongo hoy y que se parece mucho a los hechos relatados. De hecho, probablemente se parezca mucho más la historieta a la realidad que la versión que da el PP en la noticia, pero ya se sabe, aprovecharse de la coyuntura para descalificar a la oposición (y viceversa) es algo que entra dentro del juego (no se por que le llaman juego) democrático.
Sirva esta historieta de crónica vallecana y de escaparate para ir conociendo mi barrio. A partir de hoy os iré poniendo una serie de historietas o viñetas en las que he pretendido abrir una ventana a los rincones que caracterizan al Pueblo de vallekas. Quizá, de aquí a nada solo sirvan para el recuerdo porque con tanto plan urbanístico, tantos PAUs, y tanto cemento a vallekas casi no la conoce ni la madre que la parió.
La historieta de arriba trancurre en el Paseo de Federico Garcia Lorca. Casi en la cofluencia con la plaza de la iglesia, que se ve al fondo, y que es unos de los símbolos que incluso los descreidos de dios hemos adoptado como representación de vallekas.

Por aquel entonces la iglesia estaba en obras de restauración y por eso la representé rodeada de andamios. Casi diez años duraron las obras y sus andamios fueron objetivo de alguna pancartilla que otra. Algún día os pondré las fotos. A la izquierda, La junta municipal, la cochiquera o el nido de viboras. y hasta aquí puedo leer.

4 comentarios:

galais dijo...

Javierre, por qué el tío que se está beneficiando Carmela en este TMEO se parece tanto a tí? Y por qué tiene tan poco fuelle el tío que necesita un mai entre polvo y polvo? aiii

javierre dijo...

Lo cierto es que no pretedía que se pareciese a mi, pero lo cierto es que le pones una perilla a cualquiera y se parece a mi.
Y tiene tanto fuelle porque deben llevar ya por lo menos..... uno. Hija, no dejes escapar a tu novio.

galais dijo...

cielos, periodo refractario me parece que se llama eso... bueno, pues ya le diré a mi maromo que se busque algo de actor porno pa pagarnos los vicios (los otros).

Atención, chapa. Te voy a contar aquí la última movida con mi vecindario.
La semana pasada, estando los tres que vivimos en mi casa en la cocina, olimos a quemado. La vieja de abajo otra vez, y van tres veces en lo que va de año. Se quedó viuda el año pasado y se le está deteriorando el coco a toda velocidad. Tiene una perra pequeña y asquerosa que rescató de un dueño que la trataba mal (o sea, tiene buen corazón pero es un peligro público). Bajamos las escaleras, comenzamos a llamar y aporrear la puerta, pero no respondía. La perra ladraba. Toda la escalera estaba llena de humo, que salía de su cocina (se veía por el patio de luces). Subo a llamar a los bomberos, convencida de que la vieja está dentro desmayada y hay que tirar la puerta. MI compa de piso sale a la calle y tiene la puta suerte de econtrarse a la vieja, desorientada, en la calle. Los bomberos envían un camión. Subimos a la vieja a empujones por las escaleras, le hacemos abrir y entramos las dos (susana, mi compa, y yo) flechadas, ella a apagar el fuego (se había dejado una sartén con aceite en el fogón... no habían llamas pero sí muchísmo humo) y yo a abrir la ventana del comedor. La vieja corre detrás de mí a cerrarla "porque no quiere que se enteren los vecinos". yO, tosiendo, le digo que ya nos hemos enterado todos y que vienen los bomberos. Dejamos todo abierto y nos largamos dejándola dando explicaciones a los bomberos.
Al día siguiente, una vecina nos explica que su hija ha venido y está indignada porque dos tías le han entrado en casa y que nos va a denunciar por ALLANAMIENTO DE MORADA (???). En vez de preocuparse por acompañar a su madre, o llevársela con ella, o ponerle una acompañante, o pagarle una enfermera o hacer que los servicios sociales se ocupen de ella o meterla en una residencia... nos quieren empurar... No sé cómo acabará esto.
Epílogo: el lunes por la noche me econtré a la vieja por la calle con su chucho y me pidió disculpas por el susto. Me dijo que su hija ya ha tomado medidas que consisten en hacerle carteles DINA 4 con la frase "mamá, apaga el fuego" en la cocina y en la puerta de salida. Y se ha quedado más ancha que larga la cabrona. POr cierto, me di cuenta de que la vieja FUMA. Así que cualquier noche que se duerma con el piti en la boca puede ser la última y no sólo para ella.

javierre dijo...

JAJAJA
Es una historia que le va niquelada a la Carmela.
con tu permiso la pongo en la cola de impresión.
Espero que te de tiempo a leerla.

Por cierto. Si la señora te abrió la puerta, no es allanamiento de morada.
Como mucho te pueden acusar de violación de la intimidad por abrirle las ventanas e intentar que no se asfixie.